La ruptura de la pantalla en un portátil suele ser uno de los problemas más comunes que aparecen con este tipo de máquinas. El cambio de esta pieza suele ser muy costoso, incluso en ocasiones llegando a valer más que el propio ordenador. Este precio desorbitado se debe a que, además de costar bastante la pieza, la mano de obra se paga.

Pantalla de portátil rota.

En este artículo aprenderéis a cambiar la pantalla de vuestro portátil sin ningún problema, aunque siempre con el cuidado necesario. Algo que se debe tener en cuenta es que se utilizará un portátil Asus G1 por lo que en ocasiones algún detalle puede variar. Sin embargo, este proceso suele ser muy parecido en todos los portátiles y por lo tanto fácil de compaginar con el ejemplo.

Lo primero es extraer la pantalla estropeada con cuidado. Para ello solo necesitaremos un destornillador pequeño que suele ser de estrella.

Extraer la pantalla antigua es fácil, únicamente tenemos que extraer los tornillos que se encuentran alrededor de ella para extraer el borde de plástico. En ocasiones estos tornillos están cubiertos por pequeñas almohadillas que tendremos que retirar.

Pantalla de portátil apagada y rota.

Tras retirar la carcasa de plástico accedemos al interior de la pantalla. Para llegar a las conexiones es necesario extraer completamente la pantalla. Esto se consigue extrayendo los tornillos que la adhieren a la cubierta trasera.

Puntos para retirar la pantalla del portátil.

En este punto solo nos queda librarnos de los conectores traseros. Normalmente encontramos dos cables (uno abajo y otro arriba) que se corresponden con la alimentación y los datos respectivamente. Estos cables se retiran fácilmente tirando de ellos.

Cable de datos y cable de alimentación de la pantalla.

En ocasiones es necesario extraer además alguna placa de soporte del monitor. En el caso del portátil del ejemplo tenemos que retirar 2 placas laterales que permiten la sujeción de la pantalla.

Retirando la capa final de la pantalla.

Una vez extraída la pantalla antigua únicamente tenemos que realizar los pasos a la inversa para recomponer nuestro ordenador y disfrutar de nuestra pantalla nueva.