El sobrecalentamiento suele ser un enemigo muy frecuente en los portátiles y dispositivos de tamaño reducido. En muchas ocasiones originan problemas físicos en el hardware, sobre todo en las soldaduras de la CPU y la GPU. Hoy os enseñaremos a solucionar fallos producidos por sobrecalentamiento en vuestros equipos portátiles.

Cómo reparar la gráfica de un portátil

Quizás el error más famoso producido por sobrecalentamiento haya sido el de la consola XBOX. Esta consola, debido a un fallo de fábrica, era propicia al sobrecalentamiento debido a la falta de refrigeración. Las soldaduras de su CPU y GPU se fundían con temperaturas muy altas y la consola terminaba fallando por error en las conexiones.

Este mismo error suele ser la causa de fallos en las gráficas en los portátiles. Al ser ordenadores que acumulan muchos componentes en muy poco espacio el mínimo defecto de fábrica produce sobrecalentamiento. La solución a este problema es fundir las soldadoras y conseguir que se coloquen de forma correcta. Para ello utilizaremos una herramienta llamada decapador.

Decapador

Esta herramienta expulsa aire caliente y hace que se caliente la superficie que deseemos. En este caso aplicaremos aire caliente sobre la CPU y la GPU de nuestro portátil. La temperatura a la que debemos calibrar nuestro decapador es aproximadamente de 180 grados (temperatura de fusión del estaño).

CPU y GPU

Una vez calibrado el decapador a la temperatura adecuada solo tenemos que expulsar el aire caliente hacia la CPU y GPU realizando giros de forma continua sobre ellos. Después de unos 3 minutos dejamos que se enfríe todo y probamos si funciona el portátil de nuevo. Si es así solo nos queda extender un poco de masilla térmica sobre la CPU y la GPU para que los disipadores actúen de forma eficiente y empezar a disfrutar de nuestro arreglo.

Recordad que podéis realizar cualquier consulta a través de nuestro foro.