Este método no es el más seguro que existe para poner una clave en nuestro ordenador, pero es más que suficiente para que usuarios normales (hermanos pequeños, madres o incluso novias/os), no anden tocando dónde no les llaman.

El modo que vamos a utilizar, protege tanto el acceso al ordenador como al setup de la BIOS mismo. El proceso es bastante simple, aunque existen muchos tipos de BIOS diferentes (en este caso se llama BIOS AWARD), el proceso es muy parecido en todos ellos, así que vamos allá:

Aviso: Estáis entrando en una zona muy delicada del ordenador, si no queréis joder nada, ceñíos al manual.

1º.- En primer lugar encendemos el ordenador y pulsamos la tecla “Supr” (normalmente es así, sin no es esa tecla o no estáis seguros, os dejo aquí un listado con todos los accesos posibles según los ordenadores). Nos aparecerá la pantalla principal de la BIOS.

Pantalla BIOS

2º.- Ahora para poner la contraseña, nos vamos a USER PASSWORD. Nos saldrá un recuadro dónde pondremos la contraseña que queramos.

BIOS user password

BIOS enter password

3º.- Una vez puesta, nos pedirá que confirmemos la contraseña introduciéndola otra vez (saldrá exactamente lo mismo que en el cuadro de arriba).

4º.- Ahora ya tenemos la clave configurada, el siguiente paso será decirle al sistema qué es lo que queremos proteger, para eso, nos vamos a BIOS FEATURES SETUP.

BIOS features

5º.- Aquí dentro, buscaremos la opción Security Option, en la que si queremos proteger sólo el acceso al setup de la BIOS, pondremos “Setup”, y si queremos proteger ambas (el acceso al setup y el acceso al sistema), pondremos “System”.

BIOS screen

6º.- Después de esto, volvemos a la pantalla principal de la BIOS y pulsamos en SAVE & EXIT SETUP, nos preguntará si queremos guardar los cambios, le damos a la tecla “Y” para aceptar.

BIOS save

7º.- Cuando terminemos, reiniciamos el PC para la comprobación, “et voilá”, nos pide la contraseña para poder ingresar tanto al sistema como al setup de la BIOS.

Enter password screen

Ahora ya tenéis un ordenador a prueba de manos indiscretas y minimamente protegido.