Puntas de destornilladores

Para quienes trabajamos con tornillos pequeños (como los del ordenador, por ejemplo) una útil herramienta que siempre debemos tener a mano es un destornillador de punta imantada. Es realmente práctico cuando se trata de recuperar tornillos o pequeñas piezas de metal perdidas.

Pero… ¿Qué hacemos si no disponemos de uno de ellos? Pues… Podemos fabricarlo nosotros mismos. Voy a contarles no uno, sino dos métodos prácticos para magnetizar sus destornilladores. Uno simple y otro que requiere un poco más de destreza.

– Procedimiento sencillo

Solo requiere tener a mano un imán lo suficientemente poderoso (imanes de neodimio), así que olvídense de los que se usan para pegar cosas a las puertas de las heladeras. A continuación frotar la punta de la herramienta con el imán siempre en la misma dirección hasta que el destornillador se magnetice.  Este es un video que muestra el procedimiento:

– Procedimiento complejo

La complejidad de este procedimiento radica en que necesitaremos algunos elementos más. Primero debemos conseguir alambre de cobre y enrrollarlo sobre la parte metálica, dejando por ambas puntas segmentos libres de cable. Luego el cable enrrollado deberá ser conectado a una fuente de energía eléctrica durante unos minutos. Bien puede ser una batería, un par de pilas en serie o una bobina como el ejemplo de los videos.

En ustedes queda la decisión de cual procedimiento seguir. El que más les interese. Espero que les haya gustado