Si eres de esa gente que le gusta abrir sus aparatos electrónicos cuando estos dejan de funcionar este es tu artículo. El mal funcionamiento de una máquina puede deberse a muchos factores, sin embargo, uno de los más frecuentes es el fallo de los condensadores.

Estas piezas sirven para el acumulamiento de energía. Son como pequeños depósitos que poco a poco se van llenando de energía para posteriormente utilizarla cuando se necesite. Normalmente estos elementos suelen dejar de funcionar por una subida de tensión, un cortocircuito o simplemente por el paso del tiempo. Existen varios tipos de condensadores que suelen diferenciarse fundamentalmente por su forma y tamaño de almacenamiento.

Tipos de condensadores.

Los más comunes y fáciles de cambiar son lo de la derecha que tienen forma de lenteja y de cilindro. Los condensadores de la izquierda suelen ser utilizados para chips más reducidos y se necesita más trabajo para sustituirlos.

Cómo localizar un condensador roto

Localizar un condensador estropeado suele ser una tarea fácil aunque todo puede complicarse más o menos dependiendo del estado de la pieza.

La forma más fácil de encontrar condensadores defectuosos es simplemente observando. Cuando estas piezas se estropean suelen explotar o derramar su líquido interno. También pueden presentar quemaduras o hinchazones. En las siguientes imágenes podemos ver algunos condensadores que dejaron de funcionar.

Condensador defectuoso.

Condensadores a punto de estallar.

Condensadores rotos.

Condensador hinchado.

Otra manera más técnica de encontrarlos es mediante un polímetro o multímetro. Este aparato sirve para identificar problemas eléctricos y comprobar la continuidad de la corriente. En este caso tenemos dos opciones:

Utilizar un polímetro que lea directamente en faradios: para comprobar que el condensador cuanta con los faradios que marca.

Utilizar un polímetro con medición de voltaje: para comprobar que después de un tiempo el voltaje va cayendo. Es menos preciso.

Polímetro.

Para realizar la medición correctamente se debe poner el cable rojo del polímetro (polo positivo) a la patilla positiva del condensador y el negro a la patilla negativa.

Cómo cambiar un condensador

Cambiar el condensador es una tarea muy fácil después de localizar la avería. Únicamente debemos retirar el antiguo e insertar el nuevo. Para ello, deshacemos la antigua soldadura con el soldador y sacamos el condensador averiado. Posteriormente, llevando cuidado de poner cada polo en su sitio, soldamos el recambio.