Saber hacer una brújula es muy útil sobre todo para los aficionados al senderismo o al excursionismo. Una brújula nos puede sacar de más de un apuro cuando tomamos un camino que no debíamos; sin embargo, muchas veces no llevamos este interesante artilugio con nosotros. Necesitaremos determinados objetos para hacerla, que si bien en plena excursión es bastante probable que no tengamos, sí que podemos ser previsores desde casa por lo que pueda pasar, sin necesidad de gastarse el dinero en brújulas profesionales.

Brújula casera.

El origen de la brújula se remonta a muchos siglos atrás y no se conoce exactamente quién fue su inventor. Quizás los chinos hace 3.000 años. Lo que muchos aseguran es que Marco Polo trajo el conocimiento de este artilugio de la brújula de Catay en 1260. Seguramente las primeras brújulas eran muy rudimentarias: una piedra magnetizada que se suspendía en una correa y siempre apuntaba en la misma dirección. Parece ser que un inglés, William Gilbert, fue quien descubrió el secreto de la brújula: la misma tierra actúa como un imán manteniendo la aguja orientada al Norte y al Sur. Eso es precisamente lo que aprenderemos a hacer: que una aguja sea capaz de señalar hacia el norte y hacia el sur. Teniendo los utensilios se hace rápidamente.

Necesitarás:

– Un corcho.

– Un cuchillo o cúter.

– Aguja.

– Imán.

– Taza o recipiente con agua.

Manos a la obra. Corta un trozo de corcho, que puede ser, por ejemplo, de un tapón de una botella de vino. Hazle un surco en el centro, donde reposará la aguja, como ves en la siguiente imagen:

Haciendo el hueco para la aguja en la brújula.

Ahora frota la aguja contra un imán, desde el ojo hasta la punta. Frótala repetidamente para que quede bien imantada (unas veinte veces). Después ponla en el corcho y éste sumérgelo en el recipiente con agua. Enseguida marcará el norte y el sur.

Si llevamos siempre un corcho con nosotros es fácil hacer una brújula de esta forma. No obstante, hay otras formas de hacerla, por ejemplo, con un CD. ¿Cómo? Coge una tapa de una bobina de CD’s y llénala de agua. Pega un imán pequeño en el CD con pegamento y colócalo en el interior del recipiente. El norte será a donde se dirija el imán. Si quieres puedes escribir con un rotulador especial los puntos cardinales para que quede más vistoso.

Brújula con un CD.

¡Más inventos!

¡Muchas gracias!

Something went wrong.

CUPÓN DTO ¡Únete a nuestra lista!

¡Únete a nuestra Newsletter y recibe un cupón DTO de bienvenida en toda la tienda!

Inventos curiosos

10 Comentarios

A inventar!

A %d blogueros les gusta esto:

Send this to a friend