¿Alguna vez han tenido ganas de hacer alguna travesura en una fiesta familiar? ¿Sí? Pues esta podría ser una solución rápida y sencilla.

Humo lila

Hay una manera muy fácil de hacer mucho humo sin correr el riesgo de quemar su casa o las valiosas sillas del comedor de la abuela. Para empezar necesitan conseguir un par de sustancias bien científicas y algunos materiales de laboratorio, he aquí la lista:

  • Azucar (común, refinada, moscabada, solo que sea azucar).
  • Nitrato de Potasio (también llamado salitre, nitrato potásico o nitrato de potasa, nitrato de Chile o sal de Chile, lo consiguen en cualquier farmacia).
  • Una servilleta (para el método 1 o “rápidin”).
  • Un sartén u olla pequeña (para método 2 o “tardadito”).
  • Un tubo de cartón o algun recipiente similar.
  • Mechas; o en su defecto, una pluma.
  • Bicarbonato (opcional).
  • Cerillos o algo que haga fuego.

Ok, ya que hemos conseguido estos materiales veamos como hacerlo. Como ya leyeron, hay dos métodos:

El rapidín

  1. Medir 4 partes de azucar por 6 de Nitrato (esto lo puedes hacer con cucharas o pesando las sustancias).
  2. Mezclarlas bien.
  3. Ponerlas en la servilleta.
  4. Enrollar con mucho cuidado la servilleta y envolverla “como dulce”.
  5. Prender uno de los extremos de la servilleta.
  6. Alejarse un par de pasos.
  7. Disfrutar el humo.

Con este método los resultados son inmediatos, la desventaja es que es difícil de esconder y manipular, recomendado para pruebas. El paso 7 es por que la mezcla brinca y truena un poquitin estando encendida.

El tardadito

  1. Medir 4 partes de azucar por 6 de Nitrato (esto lo puedes hacer con cucharas o pesando las sustancias).
  2. Mezclarlas bien.
  3. Ponerlas en el sarten a fuego MUY BAJO, y mover continuamente hasta que el azucar caramelice.
  4. Ya caramelizada, vaciar con mucho cuidado en el tubo de cartón o en el recipiente.
  5. Antes de que seque, poner la mecha (un cerillo a veces funciona) o la pluma en medio del líquido vaciado.
  6. Ya seco y endurecido el compuesto, pon una mecha o un cerillo en el hueco y enciendelo. Si ya habias puesto la mecha, solo enciendelo.
  7. Disfruta del humo.

Este segundo método requiere de un poco más de paciencia, pero tiene sus ventajas, por ejemplo, puedes prender la mecha y aventarlo o ponerlo discretamente abajo de una mesa XD.

Disfrutenlo y recuerden que deben tener mucho cuidado al jugar con fuego, si bien no hay riesgo de que explote, pueden llevarse una buena quemada.

Un saludo.