Cuando trabajamos con circuitos y artefactos eléctricos, es recomendable contar con una herramienta que nos permita verificar si dicho artefacto o circuito está trabajando correctamente, o le está llegando energía. Esta herramienta lleva por nombre probador de continuidad eléctrica, y emite una alarma para mostrar al usuario que el circuito funciona correctamente. Seguidamente, veremos cómo hacer un probador de continuidad eléctrica con pocos materiales y de forma simple para que no tengan que buscar en las páginas amarillas a un técnico que se lo haga.

Probador de cintinuidad eléctrica

Materiales

– Una batería de 9 V.

– Una resistencia de 1 KΩ.

– Un LED.

– Cable conductor.

– Conectores del tipo cocodrilo.

– Un trozo de madera o plástico.

Armando nuestro probador de continuidad eléctrica

Comenzamos el armado de nuestro probador de continuidad eléctrica, fijando la batería en el trozo de madera o plástico, con ayuda de una pistola de silicona o de pegamento.

testeador de continuidad eléctrica

Una vez que hemos fijado la batería, es momento de realizar una conexión con ayuda de un soldador de estaño, entre uno de los extremos o polos de la batería, utilizando cable hasta la resistencia. Luego, el lado libre de la resistencia lo conectamos a uno de los polos del Led, y conectamos el otro polo del Led a uno de los conectores de tipo cocodrilo (conector rojo).

Es momento de culminar nuestro dispositivo. Para ello, realizamos una conexión desde el polo libre de la batería al conector tipo cocodrilo de color negro. De esta manera, habremos culminado el armado de nuestro dispositivo, sólo resta probarlo. Para ello, debemos colocar los conectores en diferentes puntos del circuito a testear y podremos visualizar su funcionamiento.

circuito del probador

Cómo funciona

Cuando conectamos dos puntos de un circuito a los cocodrilos, se cierra el circuito interno del dispositivo. Al hacer esto, la luz del Led se enciende, indicando que efectivamente, se presenta continuidad eléctrica en el dispositivo a probar.