Hoy en día es muy común la pregunta… ¿Cómo puedo estudiar y tener éxito?. Mucha parte del éxito que se obtiene a la hora de realizar un examen o prueba proviene de la buena organización a la hora de estudiar y el entorno en el que lo hacemos.

Chica estudiando.

Entorno de estudio

El lugar donde realizaremos nuestra preparación para el futuro examen debe permitir que nos concentremos y nos evadamos de la realidad. Para conseguir este fin se deben tener en cuenta lo siguiente:

La habitación debe ser suficientemente silenciosa para permitirnos estudiar. Es preferible evitar la música aunque podemos poner alguna canción bajita y que nos permita concentrarnos (clásica). Además, debemos evitar a toda costa estudiar con la televisión encendida o aparatos similares. Estas máquinas centran nuestra atención en ellas y nos distraen.

La habitación tiene que estar bien iluminada. Debemos estar en una habitación donde exista un nivel de iluminación medio (ni mucho ni poco) y preferiblemente con luz natural ya que provoca menos fatiga ocular.

La habitación debe contar con una temperatura equilibrada. Entre 18 y 22 grados.

La habitación debe estar ventilada. Si estudiamos en una habitación sin ventilar, el aire estará cargado y nos será más complicado concentrarnos.

Lugar de estudio amplio y cómodo. Así podremos pensar únicamente en lo que estudiamos y no en como ponernos para estar cómodos.

Debemos estudiar siempre en el mismo lugar y a ser posible sin nuestros compañeros. Estos dos factores provocarán continuas distracciones.

Técnicas de estudio

Mucha gente escucha hablar sobre las “Técnicas de Estudio” sin saber que son. Estas técnicas son unas pautas que te permiten conseguir unos mayores resultados en los estudios empleando un menor tiempo para ello. Están basadas principalmente en la organización del trabajo. Si realizamos una tarea planeando cada momento tendremos un resultado mucho mejor. Algunos consejos son los siguientes:

Elabora un horario fijo de estudios. Si organizamos las horas de cada semana de forma de que siempre las dediquemos a lo mismo nos será más fácil llevar a cabo todos nuestros objetivos ya que, desde la elaboración del horario, estará todo distribuido correctamente.

Organiza tu tiempo de estudio. Si antes de empezar una sesión de estudio preparas todo el material necesario y piensas como organizar tu tiempo conseguirás mejores resultados que si haces todo según te venga a la cabeza.

Y los dos mejores consejos en mi opinión son:

Cumple con toda la planificación. Si elaboras un plan de estudios perfecto pero por vaguería empiezas a tener retrasos u objetivos sin cumplir habrás hecho todo el trabajo en vano.

Debemos estudiar con entusiasmo. Si aprendemos las cosas de memoria se nos olvidarán, mientras que, si las aprendemos con gusto se quedarán en nuestra memoria.

Así como veis cualquier persona con ganas y organización puede conseguir lo que pretenda y llegar a lo más alto sin ningún problema.