Hace ya bastante tiempo os enseñamos a hackear la contraseña de una Wifi, pero en este caso haremos lo contrario, aprender a protegerla y a echar a los intrusos de nuestra Wifi.

Intrusos Wifi

En un principio nos puede parecer una tarea complicada, pero os daréis cuenta ahora mismo que esto no es del todo cierto. Lo primero que tendremos que hacer es detectar que nos están robando Wifi, y para ello utilizaremos herramientas que miden la velocidad de nuestra conexión. La más utilizada es TestdeVelocidad.es, una web dedicada única y exclusivamente a esta función.

Algo que tenemos que tener en cuenta a la hora de empezar con el test es que, por nuestra parte, la red tiene que estar totalmente libre, es decir, sin utilizarse con descargas o navegando ya que podría falsear la medida. Otro punto es el echo de que la velocidad que realmente nos llega a nuestros hogares no es ni por asomo la que tenemos contratada, por ejemplo, yo con una conexión de 20mb me llegan unos 7mb a lo sumo.

Bien, detectado ya el problema, ahora lo coherente es confirmarlo viendo las conexiones realizadas a nuestro router, para ello existen unos programas muy buenos, AirSnare, un poco desactualizado y Zamzom, igual, pero un poco mas limitado.

Ahora las maneras de protegernos, en primer lugar debemos intentar utilizar los nuevos métodos de cifrado para nuestras Wifi como la WPA/WPA2/WPA2-AES.

Lo segundo es cambiar la contraseña de nuestro router que normalmente viene por defecto y es fácilmente detectable a través de unas listas como esta o esta otra.

Llevando a cabo estos consejos, nuestra conexión Wifi estará a salvo de intrusos.