1

Especial: Cómo hacer un cultivo ecológico casero (en terreno, parte 3)

Publicado por el .

<-Anterior·En mazeta – 3 de 3

Hoy hablaremos sobre los cultivos en terrenos, por muy modestos que sean en extensión. Nos dirigimos a principiantes, por lo que propondremos cultivos sencillos con altas probabilidades de éxito si se siguen unos pasos básicos y fáciles.

Cultivo en terreno.

Lo bueno de cultivar en un terreno es que, en principio, no tenemos limitaciones de profundidad, como ocurre con las macetas. Así que podemos plantar hortalizas que enraízan más profundamente. Eso sí, como las plantas no son “supermanes” que arrasan con todo, tenemos que facilitarles el crecimiento ablandando la tierra previamente: hay que removerla con una azadilla, airearla y de esta forma hacerla más blanda. Cuando más profundamente cavemos mejor, porque más libertad de crecimiento tendrán los cultivos (sin pasarse, que no vamos a hacer obras de ingeniería subterránea).

¿Qué herramientas necesitas?

Para cultivar a un nivel de aficionado no hace falta tener herramientas complejas. Las máquinas suelen automatizar y aliviar el esfuerzo físico, pero sólo son necesarias en terrenos amplios para agricultores profesionales. A nosotros nos bastará con:

– Una azada.

– Un cubo.

– Una regadera (o cualquier otro sistema de riego).

Azada.

El acolchado

Antes de pasar a los cultivos básicos, hablaremos un poco del acolchado. ¿Qué es? En pocas palabras, es la protección de las plantas. Se trata de la capa de resguarda el cultivo de calor directo del sol, del frío y de las lluvias abundantes, frenando su erosión. Además, mantiene la humedad del suelo. Podemos hacer acolchados ricos en nutrientes para la tierra con una capa fina de hierba, estiércol o residuos orgánicos. Aunque la paja no nutre demasiado, es ideal para proteger el suelo, por lo que también es una buena alternativa. Se pueden usar como acolchado incluso las piedras. Lo importante del acolchado es que deje pasar bien el agua y el aire. Cuando se descomponga, es aconsejable reponerlo para que la tierra no quede desnuda de nuevo.

Fíjate en el acolchado de la fotografía:

Acolchado en habas.

Cultivos para principiantes

Mi experiencia personal me dice que las hortalizas más fáciles de cultivar son la patata, el ajo, los rabanitos y la zanahoria. Os he preparado una tabla con lo básico:

Patata Ajo Rabanitos Zanahoria
Época Primavera, aunque puedes plantar también en otoño (mucho cuidado con las heladas de invierno). Prácticamente todo el año (no se hiela). Primavera y otoño. Primavera (si plantamos ahora en otoño saldrán blandas).
Semillas Una patata con tubérculos (almacenarlas hasta que “se pasen”). Un diente (a 2 o 3 cm). En tiendas especializadas. En tiendas especializadas.
Consejos Quitar las malas hierbas, son muy perjudiciales. Regar muy poco, prácticamente nada. Doblar el tallo sin romperlo cuando se empieza a secar para que engorde el ajo. Espera hasta que se seque el tallo para la cosecha (color amarillo o marrón). Cosechar cuando la hoja ya está grande. Si los dejas demasiado se echarán a perder. Regularmente. Al ser hortalizas de raíz, se aconseja plantar las semillas en montones para que penetre bien el agua.

No obstante, os recomiendo que probar y probar. Si te dedicas al mundo del cultivo como afición, sin obligaciones de tener que rendir cuentas y sin necesitar una cierta productividad, es apasionante plantar diferentes semillas y comprobar los resultados. El cultivo es como el mundo de la cocina: probando nuevas cosas es como más se aprende. Piensa que casi todos los frutos y hortalizas tienen semillas que puedes intentar plantar.

Como veis, al principio os pueden salir patatas de este tamaño. ¡Así se aprende!

Mini-patatas.

<-Anterior·En mazeta – 3 de 3


Un comentario

  1.   DoctorPC dijo

    Los germinados caseros son sencillos de hacer 🙂

A inventar!