3

Consejos para salvar un móvil pasado por agua.

Publicado por el .

Móvil mojado

Hace tiempo os escribímos sobre cómo revivir un móvil mojado, y en esta ocasión os hablaremos de lo mismo pero con otro método.

Lo artículos electrónicos no son ni nunca serán amigos del H2O. Y son los teléfonos móviles, tan pequeños y tan propensos a caerse en cualquier lugar, quienes llevan las de perder.

Hoy en día son pocos los que pueden decir con seguridad que no lo han perdido porque tuvo un encuentro cercano con el agua. Ya sea en el baño, el mar, la piscina, la lavadora o cualquier otro lugar con abundante líquido.

Ahora, gracias a esta pequeña recopilación, les traigo algunos consejos para tratar de salvar el preciado móvil.

  1. No desesperarse.  Siempre existe una solución y no es el fin del mundo.
  2. Lo primero y principal a realizar, y cuanto antes mejor, es sacar del agua el aparato y NO intentar prenderlo o utilizarlo. Eso podría generar un cortocircuito y adiós.
  3. Sacar la batería y la tarjeta SIM (si tiene).  Secar con papel absorbente.
  4. Remover accesorios y/o carcasa.  Secar con papel absorbente.
  5. Guardar el aparato dentro de una bolsa o  recipiente hermético junto a algún elemento que absorba la humedad. Puede ser arroz crudo o las bolitas anti humedad. Dejar por unos dos, tres días.
  6. Por último armar y probarlo. Si no funciona prueba con una batería nueva o ir al servicio técnico.

NOTA: con este método no se debe utilizar el secador de pelo, ya que puede introducir más agua en las partes que aún estén secas.


3 comentarios

  1.   Warez dijo

    Me gusto esta entrada, muy simple y sencillo… Por suerte no se me ha caido el Movil al agua en ninguna ocacion… Pere tendre en cuenta estos consejos por si alguna ves me llega a pasar 🙂

  2.   DoctorPC dijo

    Se puede utilizar un soplador para secar el móvil, al final es aire a temperatura natural.

  3.   zantyag0 dijo

    Estoy de acuerdo en usar la secadora. Y si se desarma el móvil para secarlo mucho mejor para intentar secar las partes más internas.

A inventar!