1

Cómo tomar apuntes

Publicado por el .

Cuando empezamos un curso académico, nos suele entrar una curiosidad por como será el año, la dificultad que tendrá, si tendremos el nivel para afrontarlo, etc. Nuestro transcurso en un nuevo año escolar dependerá de cómo nos preparemos para él. Una forma de conseguir buenos resultados es consiguiendo unos buenos apuntes que nos ayuden a estudiar posteriormente.

Cuaderno de apuntes.

Las formas de conseguir unos buenos apuntes pueden variar mucho. Normalmente podemos encontrar apuntes casi en cualquier lado, sin embargo, algunas fuentes tienen más fiabilidad que otras. En la siguiente lista tenéis una lista ordenada de apuntes más fiables a menos fiables.

Apuntes del profesor: El profesor es un experto en la materia que imparte por lo que todos los apuntes que nos proporcione normalmente tendrán una estructura y contenido correctos. Nuestros profesores saben de lo que hablan y tendrán más fácil la exposición de los contenidos.

Apuntes propios: Los apuntes que tomamos en clase o en casa suelen ser bastante fiables aunque en ocasiones la falta de entendimiento puede provocarnos que introduzcamos datos confusos o sin sentido.

Apuntes de Internet: Internet es un lugar al que todo el mundo tiene acceso por lo que no podemos fiarnos de que el contenido que encontremos sea fiable. Si encontramos un texto es difícil saber si su creador ha sido un experto en la materia o alguien que tiene pocos conocimientos de ella. En este tipo de apuntes debemos aplicar nuestro criterio para valorarlos.

Como veis los apuntes del profesor son los más fiables, sin embargo, no tienen porque ser los mejores. Muchas veces nuestros apuntes propios nos permiten estudiar mejor ya que en ellos utilizamos nuestras palabras habituales mejorando nuestro entendimiento y hasta en ocasiones llegan a ser igual de fiables que los del profesor. Para conseguir unos buenos apuntes propios podéis seguir los siguientes consejos:

Anota siempre los datos importantes con una demarcación diferente a la habitual. Normalmente se estudia mejor si ponemos énfasis en los datos relevantes. También debes marcar lo que el profesor repita mucho ya que puede que sea objetivo de examen.

Antes de escribir algo que no entiendes pregunta a tu profesor. Las frases que no se entienden suelen conllevar futuros errores.

En clase escribe de forma abreviada y con soltura. No te detengas en que quede todo bonito. Los apuntes los puedes pasar a limpio con posterioridad.

Haz esquemas que ayuden visualmente. Si estructuramos los contenidos serán más fáciles de comprender para nuestra mente.

Si no te ha dado tiempo a coger algo, deja un hueco y consulta más tarde a un compañero.

Haz dibujos. Una imagen dice más que mil palabras.


Un comentario

  1.   Jordi Sánchez dijo

    “En clase escribe de forma abreviada y con soltura. No te detengas en que quede todo bonito. Los apuntes los puedes pasar a limpio con posterioridad.”

    Sí, y no. En clase se debe escribir de forma abreviada y con soltura, no es importante que quede bonito, pero sí ordenado y claro. Sin embargo, en muchos casos, como en las ingenierías (caso personal), no es recomendable acostumbrarse a pasar los apuntes a limpio: puede suponer demasiado tiempo que es mucho mejor aprovechar estudiando y haciendo (muchos) ejercicios.

A inventar!