4

Cómo hacer una vela con un limón

meneame_share

Si te gusta la decoración no te pierdas este artículo. Aprenderemos a hacer una vela con un limón. Sí, sí, como suena. También podemos hacerlas con una lima, quizás más bonitas por sus colores más contrastados (amarillo interno, verde externo). Son velas muy llamativas y originales. Si quieres puedes añadir aceite esencial de limón para que sean aromáticas. Veamos cómo hacerlas.

Vela con un limón.

Necesitarás:

- Limones o limas.

– Cuchillo pequeño para mondar.

– Cucharilla.

– Cirios.

– Tijeras.

– Olla de baño maría.

– Platos pequeños.

En primer lugar, corta la parte de arriba de los limones o limas y raspa la parte de abajo para que se mantenga en posición vertical. Vacía el interior, extrayendo todo el jugo y la pulpa pero sin dañar la corteza, con el cuchillo para mondar y la cuchara.

Ahora coge los cirios. Aconsejamos usar cera fundida de velas de iglesia o cirios, ya que el tiempo de consumo es mucho más largo, aspecto muy importante ya que los limones no son muy grandes y hay que aprovechar al máximo el espacio. Pues bien, tienes que romper los cirios separándolos de las mechas, las cuales has de cortar con el tamaño adecuado, es decir, que se adapten bien a la altura del limón o lima.

Echa los trozos de cirio en una olla de baño maría y fúndelos poco a poco, con una temperatura aproximada de 180 grados. Si añades aceite esencial de limón, hazlo después de apagar el fuego.

Finalmente, has de verter la cera fundida en el interior de cada limón vacío y colocar las mechas en su sitio, procurando que se mantengan estáticas hacia arriba. Has de dejarlo endurecer unas cuatro horas.

Pon los “recipientes” hechos por ti en los platos pequeños y ya tienes un nuevo elemento decorativo en tu casa dispuesto a ser utilizado cuando quieras.

Vela en una naranja.

Las velas puedes hacerlas de dos formas: o bien verticalmente, o bien horizontalmente, de forma que queden con forma de “barcas”, con los picos del limón en los extremos.

Puedes hacer lo mismo con otras frutas similares de corteza resistente, como por ejemplo una naranja.


meneame_share

4 comentarios

  1.   Snake dijo

    La verdad quedaron excelentes.

    Sin duda el aroma del limón es exquisito, muy buena idea, muy bien pensada :)

    1.    Raquel Andrés Durà dijo

      Gracias :)
      Eso ya va a gustos, limón, naranja… cualquier fruta que tenga corteza, para que sea resistente. Aunque es cierto que el limón quizás es el más adecuado porque no carga demasiado.
      Estaba pensando que también se podría probar incluso con una piña, cortada por la mitad como una barca, sería grande y seguramente habría que ponerle varias mechas. Podría quedar curioso.

  2.   Emma dijo

    pero que pasa cuando se seque la lima o el limon? se quedará la piel arrugada y de un color feo marron… eso esta genial si vas a consumirla pronto no para tenerla ahi siempre :P

    1.    Raquel Andres dijo

      Jajaja, buen apunte.
      Si no, si queremos una un poco más “permanente” podemos hacer simplemente el orificio y poner una velita de esas bajas con envoltorio gris, para que tenga su propio soporte y no queme la piel de la fruta, como en la última fotografía, la de la naranja.

A inventar!