1

Cómo hacer una marioneta

meneame_share

El teatro es una de las artes más clásicas que ha experimentado el ser humano. Reconozcámoslo: a veces estamos hartos de ser nosotros mismos y sentimos la necesidad de meternos en otra piel. Lo que en una situación real puede ser hipocresía, puede adquirir toques divertidos si nos disfrazamos para una obra de teatro. ¿Y cuál es el acompañante preferido de los niños en las obras infantiles? Los títeres. Aprendamos a hacer uno.

Titere casero.

Podemos hacer los títeres con la forma que queramos, según la obra que vayamos a interpretar, o según los gustos del niño, si es que queremos hacer una marioneta como regalo infantil.

Necesitarás:

- Plastelina.

- Papel de periódico.

- Engrudo.

- Aceite vegetal.

- Cuchillo.

- Pintura de modelador y barniz.

- Ojos saltones (los que tienen los muñecos), ropa, adornos, cabello de muñeco, etc. (según el modelo)

- Alambre.

- Alicates, tijeras.

- Tubo de cartón (de papel higiénico o de cocina).

- Cinta adhesiva.

- Aguja, hilo de coser, brocha.

Primero haz una pelota con papel de periódico del tamaño que quieras que tenga la cabeza. Después recúbrelo con plastelina y modélala con las facciones de la cara (pómulos, labios, etc.) sin demasiados detalles, ya que es la base para el papel maché. El cuello hazlo con el tubo de cartón. Para ayudarte a trabajar con la marioneta, pínchala en un clavo sujeto a una madera.

A continuación extiende con una brocha aceite vegetal sobre la cabeza (que ahora es de plastelina) y prepara el engrudo.

Corta muchos trozos de papel de periódico pequeños, de unos 15mm. de anchura, y embadúrnalos con engrudo. Cubre toda la cabeza con los papelitos. Pon dos capas en toda la superficie y preferiblemente dos capas más en la cúspide de la cabeza y por los lados del cuello, para fortalecerlo. Deja secar el papel maché toda la noche.

Cara de marioneta con papel maché.

Cuando esté seco, saca la cabeza de la tabla de trabajo cortándola en dos, sin miedo. Una vez hecho, hay que sacar la plastelina y volver a unir las dos mitades con trozos de papel engomado.

Ahora corta un trozo del tubo de cartón y pégalo dentro del cuello. Cubre el borde con cinta adhesiva y haz agujeros alrededor del cuello con una separación de unos 5mm. Déjalo secar.

Ahora faltan los detalles: pegar el cabello, pintar las facciones y la cara, poner los ojos (o pintarlos, en su defecto), ponerle los trajes… Las manos las puedes hacer o bien con tela, o bien con alambres (da un aspecto más monstruoso) doblándolos como se quiera y recubriéndolos de papel de periódico engomado.

Marionetas caseras.

¡Y que empiece la obra!


meneame_share

Un comentario

  1.   augusto dijo

    hola me gustaria seguir aprendiendo saludos augusto

A inventar!