0

Cómo hacer una cromatografía simple

Publicado por el .

Uno de los procedimientos más utilizados en el mundo de la química y la biología para poder identificar compuestos que se encuentran en una muestra, es la separación de dichos componentes basándose en una identificación previa. Dicha identificación previa, se logra mediante el estudio de las velocidades con las que los componentes de la mezcla o muestra se mueven a través de un medio poroso, mientras son arrastradas por un disolvente que está en movimiento. Este proceso lleva por nombre cromatografía. Existe una gran cantidad de técnicas comerciales para realizarla, e incluso, existen aparatos electrónicos que la realizan de forma automática. Seguidamente, veremos cómo hacer una cromatografía simple con elementos básicos.

cromatografía simple

Materiales

– Un listón de papel poroso que puede ser papel filtro de una cafetera o un listón sin tinta de un papel de periódico.

– Rotuladores de diferentes colores.

– Un vaso de vidrio.

– Alcohol.

– Un bolígrafo.

 Procedimiento

El primer paso, es recortar una tira de papel poroso con unas dimensiones de 4 cm de ancho y que sea un poco más larga que la longitud del vaso que vamos utilizar para realizar nuestra cromatografía.

cromatografia simple

Una vez que tengamos el listón de papel poroso listo, lo vamos a fijar al bolígrafo utilizando un poco de cinta adhesiva. Debemos cuidar que el extremo libre del listón de papel poroso llegue hasta el fondo del vaso, mientras el bolígrafo esté descansando sobre la parte superior del vaso. El aspecto es similar al de cualquier estandarte o pancarta colgante, sólo que esta debe estar dentro del vaso.

Ahora, realizamos una mancha con un rotulador negro, justamente en el extremo libre del listón de papel poroso a unos 2cm del borde. Debemos cuidar que esta mancha sea intensa pero no muy grande, como una especie de punto grueso.

cromatografia simple

Es momento de adicionar al vaso una cantidad de alcohol que sea aproximadamente 1 cm de altura, medida desde el fondo del vaso. Ahora, colocamos nuestro listón de papel dentro del vaso soportándolo con el bolígrafo, procurando que el extremo del papel quede dentro del alcohol, pero que la mancha de tinta negra quede ubicada fuera del líquido. Podemos tapar el vaso para evitar la evaporación del alcohol.

Sólo resta esperar y ver como el alcohol va arrastrando los diferentes componentes de la tinta a través de la longitud del papel poroso, observándose como aparecen manchas de diversos colores sobre el papel, lo que indica la variedad de tintas utilizadas para crear el color negro. Este experimento, lo podemos repetir con diversas tintas de colores para poder comparar los componentes de cada una de ellas.


A inventar!