1

Cómo hacer una batería solar

Publicado por el .

Las células fotovoltaicas son fuente de energía limpia y renovable para nuestros experimentos. Si no tenemos a la mano unas células fotovoltaicas para generar electricidad básica, podemos crear una pequeña celda solar o batería solar sencilla, la cual, podemos utilizar en nuestros experimentos. En este artículo, veremos cómo hacer una batería solar rápidamente, con pocos elementos.

Batería solar

Materiales

– Láminas o placas finas de cobre.

– Recipiente de vidrio de boca ancha.

– Agua.

– Sal.

– Hornilla eléctrica.

– Cables.

– Pinzas tipo cocodrilo.

Armando nuestra batería solar

Lo primero que vamos a hacer, es lavar nuestras manos muy bien para evitar adicionar grasa a las láminas de cobre. Opcionalmente, podemos utilizar unos guantes de látex desechables del tipo quirúrgico para manipular las placas.

Procedemos a cortar una placa de cobre a partir de la lámina original, de un tamaño tal que pueda ser calentada por completo por la hornilla eléctrica (aproximadamente 10×10 cm), la lavamos bien para evitar que queden rastros de grasa en ella y la secamos con un  paño limpio. Colocamos la placa de cobre recién cortada sobre la hornilla eléctrica, la encendemos y dejamos calentar por una media hora, aproximadamente.

placa de cobre quemandose

Una vez cumplido el tiempo previsto, podemos observar que se ha formado una capa de óxido cuproso (de color oscuro) sobre la placa de cobre, apagamos la hornilla y con ayuda de una pinza, retiramos la placa y la colocamos sobre una superficie aislante (vidrio o madera) para que se enfríe.

Placa de cobre quemada

Pasados unos 20 minutos, veremos como se ha formado una especie de cáscara o escamas sobre la placa, la golpeamos un poco sobre la superficie aislante para retirar el exceso de escamas y la dejamos lista para nuestra batería solar.

Ahora, cortamos una placa de cobre de igual tamaño que la que hemos quemado y ya tenemos nuestros electrodos listos. Seguidamente, preparamos dos cables con ambos extremos conectados a unas pinzas tipo cocodrilo.

Colocamos las placas sobre el envase de vidrio, una a cada lado del envase y una frente a la otra, sin que estas placas se toquen entre sí. Luego, preparamos una solución de agua salada, la calentamos en una olla y la vertimos dentro del recipiente.

Placa con oxido

Conectamos uno de los extremos del primer cable a la placa quemada y el otro cable a la placa limpia. Los extremos sueltos se conectan a un voltímetro para medir la electricidad, colocamos nuestra batería al sol y observamos cuantos voltios podemos generar.


Un comentario

  1.   Miguel A. Ríos Ruiz dijo

    Si funciona???

A inventar!