1

Cómo hacer un erizo alfiletero

meneame_share

¿Cansado de tener los alfileres y las agujas perdidas por ahí? ¿O de ese alfiletero mugriento que heredaste de tus buenos tiempos y que ya necesita un cambio? Hoy te proponemos hacer un alfiletero muy original: con la forma de un erizo.

Erizo alfilerero.

Vamos a hacer un erizo con la finalidad de que sea un alfiletero. Aunque claro, también puede ser un buen peluche para que se diviertan los niños. En cualquier caso, o una cosa o la otra, ¡pero que no sea un alfiletero con el que jueguen los niños! Lleva unas cuantas horas hacerlo, pero no es muy complicado y es muy vistoso. Toma nota.

Necesitarás:

- Fieltro oscuro de unos 225mm. de lado.

– Cuadritos de fieltro de otros colores de unos 110mm. de lado (o retazos).

– Hilos de los mismos colores que los fieltros.

– Pegamento.

– Algodón.

– Un par de bolitas o botones negros pequeños (para hacer los ojos).

– Tijeras, alfileres, aguja, lápiz, cartón fino.

Primero dibuja los contornos en el cartón para hacer las plantillas: el del lado inferior y el de la parte superior. Recorta las plantillas y trasládalas al fieltro. Debes recortar una base y dos cuerpos laterales, como ves en la imagen.

Plantilla para el erizo.

Ahora sujeta con alfileres las dos piezas del cuerpo y cóselas como si fuera la espina dorsal del erizo y hasta la nariz. Cóselas con la base también, pero no lo cierres del todo. Por donde estaría la nariz del erizo, mete algodón hasta llenarlo. Ayúdate de un lápiz o cualquier otro objeto para introducirlo. Cuando esté bien relleno, termina de cerrar la costura.

Como un erizo sin púas no sería un erizo, vamos a hacerlas. Corta tiras de fieltro de unos 50mm. de anchura. Éste será el color dominante, así que elige el que más te guste. Recorta los bordes de las púas, de forma que queden dentadas. Fíjate en el dibujo:

Erizo alfilerero 2.

Ves pegando o cosiendo las tiras a lo largo del cuerpo. Las nuevas tiras has de ir solapándolas sobre las que ya has puesto, y así sucesivamente, hasta llenar todo el cuerpo del erizo. La última tira, la que quede encima de la cabeza, ponla del mismo color que ésta (negro o marrón).

El último paso es darle cara al erizo: cose los botones o las bolitas negras.

Ahí tenemos un bonito y original alfiletero. ¡Cuidado con los niños, que es muy atractivo!


meneame_share

Un comentario

  1.   Warez dijo

    Muy buena idea :D

A inventar!