5

Cómo hacer un deshidratador de alimentos ecológico

Publicado por el .

Una de las principales técnicas de preservación de alimentos para su uso futuro, es la deshidratación. Esta técnica, permite retirar todo el líquido de los alimentos o su gran mayoría, para conservar todas sus propiedades de manera natural, sin tener que adicionar preservantes. En la actualidad, existe una gran cantidad de deshidratadores, algunos comerciales que funcionan a electricidad y otros caseros. Hoy, veremos cómo hacer un deshidratador de alimentos ecológico de manera simple y muy económica.

deshidratador casero

Materiales

– Listones de madera o de cualquier otro material de construcción que sea resistente.

– Clavos y pegamento.

– Plástico de forrar transparente o bolsas de plástico transparente.

– Bolsas de plástico negras de las utilizadas para almacenar basura.

– Tela metálica o malla de mosquitero.

Creando nuestro deshidratador ecológico

El proceso de creación del deshidratador es sencillo. Lo primero que vamos a hacer, es una especie de caja de 2m x 1.5m que utilizaremos como recolector de energía. Para ello, utilizaremos los listones de madera y una vez hecha la caja o el esqueleto de esta, la forramos con la bolsa negra en la parte interior y los laterales, de esta manera, tendremos un recolector de energía solar.

Luego, creamos los soportes para la caja recolectora, los cuales, serán patas hechas con listones del mismo material, que en la parte delantera deberán tener unos 35 cm y en la parte trasera, unos 40 cm, de modo que se adicione una inclinación para aprovechar la luz solar.

Ahora, es momento de realizar la parte vertical en donde se colocaran los alimentos. Creamos una especie de armazón de 1.5 m x 30 cm y luego, unos retablos de 1 m x 30 cm con funda de tela metálica o malla de mosquitero, de manera que tengan una apariencia parecida a coladores o tamices y los fijaremos a 15 cm de distancia uno de otro. Estos retablos serán nuestros desecadores de alimentos.

deshidratador casero

Por último, forramos con plástico transparente nuestro artefacto dejando una parte móvil para introducir los alimentos, de esta manera, evitamos que los insectos entren al dispositivo, y evitamos la pérdida de aire caliente dentro de nuestro desecador.

Cómo funciona

Al colocar el dispositivo al sol, el color negro de la bolsa absorberá la radiación solar, y la reflejará en forma de aire caliente que quedará atrapado dentro del artefacto, gracias a la barrera de plástico transparente. El aire caliente, subirá por los retablos desecando los alimentos de manera natural dejándolos listos para preservarlos, sin perder propiedades alimenticias ni adicionar preservantes.


5 comentarios

  1.   Antonio gonzalez dijo

    Saludos para todos. muy interesante este articulo

  2.   JE dijo

    Excelente…Gracias!!

  3.   Adrian luna chimello dijo

    gracias exelente muy expicito y sencillo buenas opciones de una nueva forma de vida.

  4.   juan carlos de abreu dijo

    muy interesante y practico,pero faltaria decir cuanto tiempo debe estar por ejemplo unos tomates para poder almacenarlos.

  5.   Maria dijo

    Con todo el plástico que esto lleva, de verdad es ecológico????

A inventar!