0

Cómo hacer un cohete autopropulsado

Publicado por el .

Hoy aprenderemos a hacer un cohete reciclando materiales y con un sistema de propulsión real. Es muy divertido de hacer y de usar.

Cohete autopropulsado.

Necesitarás:

– Pintura acrílica y pinceles.

– Envase de plástico de galletas (de esos alargados).

– Un vaso de plástico.

– Tijeras, regla, cúter, perforadora de papel, lápiz.

– Cinta adhesiva, pegamento.

– Dos globos.

– Rotuladores permanentes y de punta fina.

– Envases pequeños de yogur para beber.

– Tetrabricks de leche.

– Cañas o pajitas de refresco.

– Taladro.

– Cordón delgado.

– Cartulina.

Infla un globo hasta el tamaño que quieras que tenga la nave y anúdalo. Después corta la parte superior del cartón de leche, pero no tires el rectángulo porque nos servirá más tarde. Abre el cartón de leche por sus esquinas verticales, cortando hasta llegar a unos 5 cm. del borde inferior. Al final deberá quedarte esto:

Cuerpo del cohete.

Ahora coge otro cartón de leche y retira la parte superior y la inferior. Abre el cartón y corta también las esquinas como antes, aunque sin llegar hasta el final, dejando 2 o 3 cm. sin cortar, como ves en la imagen:

Después dobla las cuatro paredes, de manera que queden a la inversa de como estaban al principio (con la parte del aluminio hacia fuera). Ponlo sobre la parte del globo donde está el nudo, de forma que éste quede centrado en el agujero. La otra pieza del cartón de leche la ponemos de la misma forma, pero esta vez pondremos la parte central de la cruz de cartón con aluminio en el frente del globo. Fíjate en la imagen:

Fija el globo en el “armazón”, uniendo las partes con cinta adhesiva. Coge un vaso de plástico y pégalo con cinta adhesiva en la parte frontal de la nave y perfóralo en el centro para introducir una pajita que también aseguramos con cinta adhesiva. Tendremos algo así:

Ahora haremos las alas de la nave. Medimos la longitud del armazón y recortamos un rectángulo de este tamaño (debería ser de unos 30×50 cm., aproximadamente). Trazamos una línea diagonal y recortamos los dos triángulos resultantes. Lo colocamos en el centro con cinta adhesiva. Quedará así:

A continuación cogemos el envase de plástico de galletas y hacemos dos agujeros en los dos extremos, en el centro y a la misma altura. Atravesamos en ellos una pajita y lo fijamos con cinta adhesiva. Haremos lo mismo con los dos envases de yogur para beber: en cada uno hacemos un agujero (a unos 3 o 4 cm. del extremo inferior) y los unimos con una pajita. Unimos con cinta adhesiva ambas estructuras, como en la imagen:

Ahora recortamos en cartulina un triángulo de 8×8 cm. de lado. Hacemos una muesca para encajarlo en las cañas de refresco. Lo unimos todo al armazón con el globo.

A continuación podemos pasar a pintar lo que tenemos. Después introducimos un cordón poco a poco a través de la caña que atraviesa el envase de galletas, hasta que llegue al otro extremo. El cordón debe ser largo, de forma que se pueda enganchar de una pared a otra de una habitación.

Después tomamos una de las partes superiores de un tetrabrick que hemos cortado antes, de forma que nos quedemos con su sistema de cierre. Desata el nudo del globo, sin desinflarlo, y engánchalo al sistema de cierre, de forma que quede atrapado, como vemos en la foto:

Por último, lo colgamos entre dos paredes. Ya sabes, cuando abramos el sistema de cierre, el avión saldrá impulsado hacia delante y volará siguiendo la trayectoria del cordel. Si haces zigzags con el cordón será más divertido.

Cualquier duda que tengas, puedes consultarla en el foro.


A inventar!