4

Cómo hacer un cañón de Gauss

Publicado por el .

El acelerador magnético o cañón de Gauss, es un invento que consiste en hacer que una bola metálica sea disparada utilizando la potencia de un campo poderoso, el cual, lleva a esta bola a través de un embobinado. Hoy, veremos cómo hacer un cañón de Gauss, con materiales fáciles de encontrar y sin tener que utilizar una fuente de energía, una variante interesante de los aceleradores magnéticos tradicionales que son bastante complejos y requieren una enorme cantidad de energía.

Cañón de Gauss con bolas de acero

 

Materiales

– 4 imanes poderosos, preferiblemente de Boro-Neodimio (de los utilizados por juegos como Geomax).

– Una superficie de madera lisa de unos 50 cm de largo aproximadamente.

– 9 bolas de acero.

– Cinta adhesiva.

Montaje de nuestro cañón de Gauss

El ensamblaje de nuestro cañón de Gauss es bastante sencillo: en la superficie de madera, ubicamos los imanes con una distancia entre ellos de aproximadamente 4 veces el diámetro de las bolas de acero que vamos a utilizar.

Ubicamos los imanes con sus polos alternados y los fijamos a la base de madera con cinta adhesiva. Debemos cuidar que los ejes de los imanes estén a la misma altura, para que los campos electromagnéticos estén perfectamente alineados y ofrezcan un mejor efecto acelerador.

Acelerador magnético casero

Preparando el cañón de Gauss para ser utilizado

Una vez hecho el montaje de nuestro cañón de Gauss, es momento de ponerlo en marcha y realizar nuestros primeros experimentos y disparos. Para ello, vamos a tomar unas 8 bolas de acero y las vamos a ubicar por parejas en uno de los extremos de cada uno de los imanes, preparando el dispositivo para el disparo.

Ahora, colocamos la bola de acero restante cerca del primer imán y la soltamos para inducir que esta se acerque al primer imán, y veremos como la última bola de acero sale disparada con una velocidad muy superior a la de la primera bola de acero.

Cañón de gauss

Cómo funciona

Este dispositivo utiliza dos principios fundamentales de la física, uno es el magnetismo y el otro es la transferencia de energía a través de colisiones. Cuando la primera bola de acero es inducida a moverse, el campo magnético acelera su movimiento hacia el imán, de esta manera, al colisionar con este, transmite energía cinética que es aprovechada por las bolas al otro extremo del imán para salir disparadas.

La bola que sale disparada, se acelera aún más con el campo magnético del segundo imán, incrementándose así, la energía cinética de las bolas hasta que lleguemos a la última, que saldrá disparada con una energía cinética muy superior a la inicial.


4 comentarios

  1.   amorea dijo

    Muy Buen post! Yo lo he armado y me funciona bine 🙂 pero el problema es que los imanes que tengo yo son de una marca barata, no son geomag. Para que funcione a la perfección tienen que ser unos muy fuertes como geomag.

  2.   Guille dijo

    Alguna foto ya del cañón terminado o un vídeo funcionando aportaría el toque final al post.

  3.   loz dijo

    a mí se me viene a la cabeza una cosa: si se hiciese que este sistema de colisiones se hiciese circular, no se estaría haciendo una especie de multiplicador de energía o algo parecido¿? porque cada vez irían con más fuerza las bolas, aunque a mí me parece que se me está yendo de las manos…

  4.   zero329 dijo

    si el sistema se crea circular tendria fallos por la desviacion y eso reduciria la fuerza de disparo, almenos eso creo yo

A inventar!