0

Cómo hacer un barquito flotante

Publicado por el .

El pórex es un material ideal para hacer juguetes con los que jugar en la bañera o en la piscina. Hoy aprenderemos a hacer un barquito flotante.

Barco flotante

El pórex (poliéster expandido) es un corcho sintético muy ligero que procede del petróleo. Su fabricación contribuye al deterioro de la capa de ozono, por lo que es muy importante que reduzcamos su consumo o los reutilicemos. Por ejemplo, para hacer un barquito flotante de juguete.

Necesitarás:

– Pintura acrílica.

– Pegamento.

– Perforadora de papel.

– Tijeras, regla, cúter.

– Cañas de refresco.

– Goma, pinceles, cinta adhesiva, lápiz.

– Rotulador permanente.

– Cartulina del color que queramos la vela.

– Bandejas de pórex que tengamos en casa.

En primer lugar, trazaremos con lápiz el siguiente esquema de corte:

Esquema del barco flotante

El lado pequeño del rectángulo son 4 cm., el largo son 7 cm., y la proa suma otros 4 cm. Hay reglas de curvas que pueden ayudarte a dibujar la curvatura de la proa. Aunque con un poco de pulso ya obtendremos un resultado más que aceptable. A continuación lo recortamos y será la plantilla que usaremos para dibujar el barco en el pórex.

El lápiz quizás no dibuje sobre el poliéster. En este caso, presiona la punta. Corta con el cúter la silueta del pórex.

A continuación cortaremos dos o tres tiras de pórex de unos dos centímetros de ancho. Ponemos pegamento en los laterales de la base del barco de pórex y pegamos una de las tiras, de forma que se adapte a toda la silueta. Bordéala toda. Lo que sobre, recórtalo. Debería quedarte algo así:

Barca flotante

Ahora pegaremos otra tira por detrás, para cerrar la barca, y con otro trozo de tira haremos los dos “bancos” dentro del barco, como vemos en la imagen:

Barco flotante

Los pegamos y esperamos a que se seque (el pórex tarda un poco). Cuando esté totalmente seco, pintaremos la barca como queramos. Podemos darle un color al exterior y otro distinto al interior. Usa abundante pintura.

Ahora cogemos una pajita o caña de refresco y la cortamos con la misma longitud que la barca. Después perforamos con el lápiz el “banco” de en medio para introducir la caña, que hará de mástil.

El último paso será la vela. Muy sencillo: dibujamos un cuadrado de 9×9 cm. En los dos extremos hacemos dos agujeros a la misma altura con una perforadora. La doblamos ligeramente y la hacemos pasar por la caña, como vemos en la fotografía:

Vela del barco

Para fijarla, pegamos un poco de cinta adhesiva por detrás. Recuerda que en la cartulina podemos dibujar un emblema si queremos (la calavera pirata, una flor…).

Lista para navegar.

Comparte tu resultado con nosotros en el foro.


A inventar!