5

Cómo hacer un acuario

meneame_share

Si te gustan los animales y los ecosistemas marinos, no vamos a enseñarte a hacer un “océano”, pero sí un acuario. Bromas aparte, tener un acuario casero es una forma muy interesante de aprender en casa cómo se desarrolla la vida en un estanque y ver la evolución diaria de las especies que lo habiten.

Acuario casero.

Cuando hace buen tiempo, se pueden encontrar huevas de rana en charcas y arroyos. Sobre todo en primavera, pero según el clima de tu región puedes toparte con huevas en estanques y lagos. No es ninguna idea descabellada coger huevas para criarlas en casa. Todo lo contrario: debido a la contaminación y otros factores humanos, están desapareciendo muchas ranas de charcas, así que una buena forma de contribuir a su conservación es criar los renacuajos y reintroducirlos en las charcas cuando sean ranas. Si te apetece vivir la experiencia, toma nota de cómo hacer un acuario en casa.

Necesitarás:

- Un tarro grande de plástico.

- Plastelina y pegamento transparente.

- Cúter o navaja.

Ante todo, piensa que cuanto más grande sea el tarro de plástico mejor, ya que más cabrá y más espacio tendrán para desarrollarse los animales que cuides. Puedes acercarte a una tienda de golosinas y pedir uno de esos tarros tan grandes que suelen estar llenos de caramelos o piruletas.

Abriendo el recipiente para el acuario.

Primero coge el tarro que hayas conseguido y corta la superficie superior con el cúter, tal y como aparece en la imagen.

Después es importante comprobar que con la tapadera puesta no se escapa el agua, así que llénalo. Si se escapa algo por la tapadera, vacíalo y únela con pegamento. En cuanto se seque, quedará perfectamente enganchada. Si quieres te puedes asegurar extendiendo plastelina en el borde de la tapadera.

Plastilina en el borde del tanque.

A continuación rodea el borde recortado del plástico con plastelina para evitar cortes, como puedes ver en la imagen. Finalmente, ya puedes llenar el tarro con agua, mejor si la obtienes de un río porque será más natural y no tendrá la cal del agua del grifo.

No olvides introducir en tu acuario casero material propio de este tipo de hábitat: fango, guijarros, hierbas acuáticas de cualquier arroyo… si se te da bien el cuidado del acuario, también puedes añadir algunos pececillos. Recuerda comprobar a diario el estado del agua, sobre todo cuando tengas ya seres vivos habitando en él.


meneame_share

5 comentarios

  1.   DoctorPC dijo

    Lo bueno es que se pueden usar para tortugas tb ^^

  2.   Raquel Andrés Durà dijo

    Claro, tienes razón. Puedes convertirlo en el hábitat de cualquier animal acuático pequeño :)

  3.   ÀNDRE dijo

    muy bueno!! lo voy a probar. Me encanta los peces pero no tengo lugar, me viene bien. Probarè que tal es!!

  4.   ÀNDRE dijo

    ya lo compartì en mi facebook, genial!

  5.   J.Luis dijo

    Me parece que poner plastilina es un fallo solamente consigues los animalillos que pongas allí se intoxiquen.

A inventar!