0

Cómo evitar fraudes o estafas

Publicado por el .

Las estafas de gente para hacerse con nuestros datos cada vez esta más a la orden del día. Muchos timadores usan medios como el teléfono, Internet o el fax para conseguir información que les permite acceder a nuestras cuentas privadas. Este gran crecimiento de estafas se debe a la gran desinformación que tiene la gente sobre los métodos que se llevan a cabo para ello.

En este artículo podréis aprender de donde puede provenir un ataque y así defenderos contra ello.

Estafas Telefónicas

En muchas ocasiones este tipo de estafas son fáciles de detectar ya que se pueden utilizar máquinas que marcan números automáticamente en búsqueda de victimas que digan algo que se pueda utilizar posteriormente para robarlas.

Otro timo muy común que mediante una llamada desde una supuesta oficina de empleo nos pidan que llamemos a un número de pago para conseguir un trabajo. También existen timos semejantes a este, por ejemplo con SMS.

Estafas por SMS.

Sin embargo no solo existen timos con máquinas, cada vez existen más personas que llaman  en nombre de compañías o servicios para pedirnos datos secretos.

El primer consejo es: No deis datos secretos en ningún momento a nadie que os telefonee. Ninguna empresa os pedirá estos datos. Tampoco llaméis a ningún lado con intención de conseguir trabajos o premios. NADA ES GRATIS.

Estafas por Internet

Internet es quizás la vía de estafa más importante que existe por el momento. Los estafadores electrónicos suelen crear webs falsas con direcciones muy parecidas a la original para engañar a los usuarios y que introduzcan en ellas sus datos de acceso.

Normalmente esta estafa se inicia a través de correos electrónicos que pueden ser una copia totalmente exacta de uno verdadero (incluso en el correo desde el que se envía).

Defenderse de estos ataques es fácil si se va con el cuidado necesario. Siempre debemos mirar la URL a la que nos manda cada enlace. En un 80% de los casos así podremos prevenir el timo.

Estafas por email.

Si hemos pulsado en el enlace y nos encontramos ya en la página también podremos defendernos mirando que en la barra de dirección del navegador aparece https:// que quiere decir que existe un certificado de seguridad.

Comprobar el https.

El segundo consejo es: Revisad bien los emails antes de pulsar en sus enlaces.

Finalmente me gustaría decir que, aunque mucha gente piensa que Internet o el teléfono son elementos peligrosos para comprar, si llevamos el cuidado necesario los preferiremos en muchas ocasiones ya que en ellos disponemos de más comodidades.

Si quieren más consejos solo pídanlos.


A inventar!