2

Cómo elegir un seguro de coche

Publicado por el .

Cuando compramos un coche, solo nos detenemos a pensar en su precio, sus características, su consumo, etc. Sin embargo, a veces pasamos por alto algo igual de importante que lo expuesto anteriormente: nuestro seguro. De él depende en gran parte el dinero que nos vallamos a gastar después de conseguir nuestro vehículo. En este artículo encontraréis algunas características de los seguros que os permitirán elegir la opción que prefiráis posteriormente.

Rellenando el seguro del coche.

En primer lugar, es importante decir que existen varios tipos de seguros. La diferencia entre ellos es la cantidad de desperfectos del vehículo. Existen 2 tipos fundamentales de seguros: a terceros y a todo riesgo.

A terceros: Generalmente cubren los daños que nosotros ocasionemos al resto de personas si provocamos un choque o accidente. Este tipo de seguro puede estar ampliado y así cubrir algunos factores como robos, incendios, rotura de lunas, etc. Así aparece el seguro a terceros ampliado que cubre algunos desperfectos extra.

A todo riesgo: Simplemente lo cubre todo. La única desventaja de este seguro es su precio excesivo. Para solucionar este problema, las aseguradoras ofrecen servicios a todo riesgo con franquicias. Una franquicia es un capital que tendremos que pagar en el caso de accidente. Si por ejemplo tenemos un accidente con un coste de 1000 euros y una franquicia de 200 euros, la aseguradora cubrirá 800 euros y nosotros el resto correspondiente a la franquicia.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta los factores que encarecen el seguro. Normalmente depende fundamentalmente del tipo de coche asegurado y nuestra antigüedad con el carné de conducir, sin embargo, también modificarán el precio cosas como el número de siniestros que demos parte o la antigüedad en el seguro.

Como decíamos antes, ser conductor novel puede costarnos bastante caro. Normalmente las aseguradoras no se fían de los nuevos conductores y la forma de dejarles esto claro es subiendo excesivamente el precio. Debido a esto, es recomendable comenzar a conducir con un coche de poca potencia ya que así el precio del seguro disminuirá.

Además, el número de siniestros es muy importante. Un conductor que no da partes recibirá muchas más bonificaciones que uno que los da continuamente.

Cómo veis existen muchísimos factores que modifican el precio de nuestro seguro. Sin embargo, si somos buenos conductores, tardaremos poco en recibir mejores ofertas por parte de nuestra aseguradora.


2 comentarios

  1.   Jorge dijo

    ¿Que el seguro a todo riesgo te cubre “todo”? Soy agente de seguros y te doy un consejo: documéntate. No sé si es que estamos hablando de otros países, pero el seguro a “todo riesgo” lo que viene a cubrir generalmente son los daños al propio vehículo, pero ningún seguro cubre el mantenimiento, por lo que si se te rompe alguna pieza, al taller como Dios manda.

    Ultimamente este blog está perdiendo mucho, lo siento por sentirlo…

    1.    Alberto Navarro dijo

      Jorge, muchas gracias por el aviso, ahora mismo lo corregimos. Menos mal que tenemos lectores expertos en diferentes materias, esto si que es colaboración!!!

A inventar!