0

Cómo educar a tu perro

Publicado por el .

Este artículo está dedicado a aquellas personas que acaban de adquirir un perro o lo tienen desde hace lo suficientemente poco como para que todavía esté en edad de ser educado. La educación de un perro es muy importante, sobretodo, cuando aún son cachorros ya que eso los marcará para el resto de su vida.

Para tener un perro bien educado no es necesario que sea de raza ya que eso depende siempre del dueño, por lo que voy a redactar unas cuantas técnicas para amaestrarlo.

Enseñarle dónde hacer sus necesidades

Esto es muy importante cuando no tienen las vacunas y no pueden salir de casa, así se acostumbrarán a hacer sus “cosas” siempre en el mismo sitio y después cuando se les saque poco a poco se acostumbren a hacerlo en la calle.

Cuando tu perrito se haga pis en cualquier sitio de la casa, debes coger papel de periódico y con él cubrir el orín durante un breve período de tiempo. Después debes situar ese periódico en el sitio donde quieras que tu mascota haga sus necesidades. El olor es muy importante para un perro, por lo que siempre que se haga pis fuera del sitio marcado debes fregarlo siempre bien, con amoniaco o lejía para cubrir el territorio que ha marcado.

Normalmente tarda en acostumbrarse pero al tiempo suele funcionar.

Recomendación: Si tu cachorro lo hace fuera puedes impregnar un papel de periódico con el orín y acercárselo a la nariz del perro, y después mostrarle el sitio donde debe hacerlo.

Premios y  castigos

Siempre que tu perro haga algo bien, como hacer pis en su sitio, esperar quieto mientras comes etc. debes reforzarlo con un estímulo positivo para él y, ¿qué son los estímulos positivos? Bien, son premios que le das por hacer algo bien, como puede ser una chuche canina o un puñadito de su pienso, por ejemplo. Aquí os dejo una fotografía de una golosina que suele gustar mucho a los perros, se puede encontar en cualquier pajarería.

Golosinas para perros.

Sin embargo, si tu perro se porta mal, por ejemplo, se ha comido las zapatillas (algo bastante común), en vez de dejársela como juguete (eso sería un estímulo positivo), lo mejor es quitársela y enseñarle el periódico al que debería asociar con: “esto está mal”. Aquí os dejo otra foto, ésta, relacionada con algo muy típico en los cachorros y es algo que se debe corregir desde pronto.

Perro travieso.

Debe saber quien domina y quien es el dominado

Tú eres el amo por lo que no debes dejar que él te domine y eso es muy sencillo siguiendo ciertas pautas.

1.- A la hora de salir a la calle o cuando le pasees, tú siempre debes salir primero de casa, nunca él.

Paseando a un perro.

2.- A la hora de la comida, primero tú y después el perro.

3.- Nunca dejes que te gruña, si lo hace y te asustas verá que estás dominado, por lo que puedes coger un periódico enrollado y darle, flojo pero que suene, no les duele, les asusta el sonido por lo que cada vez que haga algo mal, en cuanto saques el periódico sabrá que no lo debe hacer.

4.- No le pegues, te vas a hacer más daño tú que él y no sirve de nada, por lo que te recomiendo el paso 3.

5.- No cedas a sus chantajes; si te ladra para que le des de comer o para que le des lo que tienes en las manos etc. ignóralo, así no le das refuerzos positivos por algo que está mal y más importante, cada vez lo hará con menos frecuencia.

Enseñarle a pasear

Parecerá una tontería pero, para enseñarle a caminar debes saber que un perro grande no es recomendable que pasee ni con arnés ni con correa extensible ya que estos accesorios, sobretodo el arnés, están ideados para que un perro tire.

Si tira y ves que no puedes con él, hay una pauta que puedes seguir para que se le quite la manía.

La primera vez que tire, quédate parado sin tirar de él, hasta que deje de tirar, cuando pare, continúa caminando. Si vuelve a tirar, repite el proceso anterior, pero la tercera vez que tire es el momento para tirar tú de él.

Hazte su amigo

Para finalizar, lo mejor para que tu perro no se rebele y que sea un buen perro es que se convierta en tu mejor amigo, para ello puedes divertirte con él, disfruta paseándolo, puedes intentar enseñarle a que se siente o que te de la patita, serán pequeñas acciones pero crean un gran lazo entre vosotros y estimula la confianza, por lo que es un buen método para educarlo.

Jugando con un perro.


A inventar!