1

Cómo construir una calefacción solar

meneame_share

En la actualidad, la calefacción es uno de los servicios que más energía consumen durante el invierno. Esto provoca un gran gasto económico que muchas comunidades de vecinos intentan subsanar a través de energías más baratas y que produzcan el mismo efecto. Un gran avance en este campo ha sido el descubrimiento de los colectores. Estos aparatos, que pueden ser de agua o de aire, proporcionan calor a través de la energía solar.

La diferencia entre los colectores de agua y de aire es importante. Hoy en día los más extendidos son los de aire ya que este medio de transmisión de calor proporciona mayores ventajas. Entre ellas están los menores costes en mano de obra (ya que los circuitos transportan de forma directa el calor), la imposibilidad de congelación o ebullición del aire y la tranquilidad de que no habrá fugas de agua.

El funcionamiento de un colector es bastante sencillo. El aire (normalmente frío) entra por una abertura inferior y pasa por un circuito formado se elementos que se calientan fácilmente (latas, chapas de hierro, etc.). Durante su trayecto el aire va subiendo de temperatura y asciende. Cuando llega al final del colector, se le hace pasar por un conducto que lo introduce en la casa. La siguiente imagen resume el funcionamiento:

Colector de calefacción solar.

Montar un colector es una tarea sencilla ya que solo tenemos que conseguir una superficie que absorba bien el calor y lo transmita al aire. El procedimiento es el siguiente:

- Conseguimos o construimos una caja de madera o de chapa.

Cajón de madera para el colector del calefactor solar.

- Hacemos dos agujeros para introducir y extraer el aire. El orificio de entrada debe puede ser de el tamaño que nos parezca (por ejemplo una rejilla). El orificio de salida debe permitir insertar un tubo por el que extraer el aire.

- Introducimos en la caja una chapa metálica o algún material semejante a ser posible negro ya que absorbe mejor el calor. Luego cerramos la caja con una superficie transparente que deje pasar el calor.

- Lo situamos en un lugar donde de bien el calor y instalamos los tubos de forma correcta. Normalmente, este sistema se suele utilizar para calentamiento del suelo de una casa por lo que podemos dirigirlos a la parte inferior de éste.

Un ejemplo de trabajo terminado es el siguiente:

Calefactor solar en una vivienda.


meneame_share

Un comentario

  1.   Warez dijo

    Esta buena la idea, mas para mi que le tengo terror al consumo de energia, cada vez que me llega la factura tiemblo, es que se abusan con la tarifa mensual, y ni hablar si te pasas de tantos kilowatts, me vendria bien esta calefaccion solar en invierno, ya que soy muy friolento.

A inventar!