2

Cómo aplastar latas de aluminio sin esfuerzo.

Publicado por el .

Por lo general cuando llega a nuestras manos una lata de aluminio vacía, tendemos a aplastarla.  Ya sea con nuestras manos, pies o alguna máquina preparada para la tarea.

Lata aplastada

Estos son casos en donde siempre debemos emplear nuestra fuerza física para cumplir con el trabajo. ¿Pero si quisiéramos hacerlo de una forma menos “tradicional”?  ¿O al menos divertirnos un rato con las leyes de la física?

Aquí les presento una forma original.  Lleva un poco más de tiempo que el método común, pero puede que les resulte interesante.

Materiales:

  • Lata de aluminio vacía.
  • Agua.
  • Hielo
  • Recipiente.
  • Fuente de calor capaz de hacer hervir el agua.
  • Herramienta para manipular objetos calientes. Las pinzas de cocina pueden ser una opción útil y barata.

Procedimiento:

Primero que nada preparen  el recipiente. Este debe ser lo suficientemente grande como para que quepa la lata y debe haber sido llenado con hielo.

Llenar la lata con agua hasta aproximadamente la mitad de su capacidad y ponerla a calentar hasta que hierva y se evapore.

Tomen la lata con una herramienta que les permita manipularla sin quemarse y llevarla hasta el recipiente con hielo y la lata se aplastará.  En este paso la lata debe entrar en contacto con el hielo por la parte en donde esté abierta para que suceda la magia.

¿La razón? Al acercarse a la fuente fría, el vapor dentro de la lata se condesará.  Como la presión atmosférica dentro es menor a la que se halla por fuera, la estructura de la lata cede ante la diferencia de presiones hasta hallar un punto de equilibrio.


2 comentarios

  1.   Yareli dijo

    Bueno mi duda se aclaro un poco pues se me hiso interesante komo compacto ala lata pero habra algo no se una maquina que la comprima.
    ¿Me darian un ejemplo? pero sin dejar caer nada pesado sobre la lata

  2.   loz dijo

    mucho más fácil, aunque quizá la comprima menos es agarrar la lata por ambos extremos y apretar a la vez que giras cada mano en el sentido contrario a la otra, así la dejarás con menos de un cuarto de su tamaño inicial y no necesitarás tener hielo, ni nada hirviendo… cosa que te haría gastar energía…

A inventar!