0

Cómo alicatar una pared

meneame_share

Cuando compramos un piso o realizamos una reforma normalmente tenemos que alicatar una zona que no lo estaba ya sea por reparaciones, estética o simplemente por las facilidades que ofrecen las baldosas por ejemplo en la tarea de fregado. La instalación de este tipo superficie es sencilla si tenemos un poquito de maña.

Para llevar acabo la instalación de los adoquines necesitaremos una serie de herramientas con las que trabajar.

Herramientas para alicatar una pared.

Dicho esto, podemos empezar a alicatar. Lo primero y más importante es preparar la zona de trabajo. La superficie donde colocaremos las baldosas debe estar totalmente lisa y nivelada por lo que, si tenemos grietas o desniveles tendremos que cubrirlos. Los desniveles se pueden comprobar mediante el “nivel de burbuja”.

En el caso de encontrarnos con grietas mayores a 5 mm, tendremos que cubrirlas con una mezcla de cal y arena o un material semejante. Por otro lado, si nos encontramos en una superficie porosa es necesario antes de nada aplicar una imprimación tapaporos. Finalmente en superficies esmaltadas que no permiten absorción del pegamento, podemos aplicar una imprimación de adherencia.

Cuando tenemos preparada la superficie en cuestión, comenzamos a marcar el área de trabajo. Esta tarea se debe iniciar desde la parte de la pared que conecta con el suelo. La primera línea de baldosas se tendrá que colocar a una distancia del suelo = alto de una baldosa + ancho de la junta.

Distancia entre baldosas.

Algo a tener en cuenta también es que, en el caso de tener un desnivel entre el suelo y la pared y tener que cortar alguna baldosa, éstas tendrán que quedar en la parte inferior de la pared para lograr un mejor acabado.

Baldosas cortadas en la pared.

Después de tener la estructura de colocación de las baldosas, es hora de comenzar a ponerlas. Para ello, es importante saber como cortar las piezas en el caso de que sea necesario.

Si el corte a realizar es recto, únicamente será necesario utilizar un cortador cerámico como el que podemos ver en las herramientas de trabajo anteriormente expuestas. Este aparato utiliza una punta de diamante para cortar el azulejo. Por otro lado, si el corte es curvo, trazaremos una línea en la que iremos realizando agujeros con una taladradora. Cuando tengamos toda la línea realizada cubierta por orificios, extraemos el sobrante con unas tenazas. Para lograr mejor resultado, podemos cubrir con cinta aislante la zona en la que vamos a cortar.

Cortes rectos y cortes curvos en baldosas.

Finalmente, explicamos como adherir las baldosas. Esta tarea se realizará de abajo a arriba y siempre dejando una separación entre cada baldosa. Para ello nos ayudaremos de unas piezas llamadas crucetas que se sitúan en las esquinas de cada azulejo. Según pongamos baldosas es imprescindible comprobar que ha quedado nivelada. Si no es así, podemos golpearla con suavidad ayudándonos de una maza de goma.

Cubriendo las juntas de las baldosas.

Después de dejar secar las baldosas, cubrimos las juntas que existen entre ellas mediante yeso y una maza de goma.


meneame_share

A inventar!